Nuevo misterio hdad Humildad de Lebrija

En el día de ayer fue aprobado en Cabildo Extraordinario el proyecto de las nuevas imágenes secundarias para el paso de Nuestro Padre Jesús de la Humildad de Lebrija, obra del escultor-imaginero Manuel Martín Nieto.

El misterio está formado por dos escenas diferenciadas:

En un primer plano o escena delantera, aparecen los dos ladrones. Dimas con las manos prendidas por delante mirará a Cristo y ya se intuye la conversión en su mirada que se cruza con la del Señor. Gestas, en cambio, mostrará un semblante contrariado con las manos atrás mirando hacia abajo. A estos dos ladrones los tiene prendidos un soldado romano que tira de ambos para ser crucificados, y que en su mano derecha porta una lanza.

A la diestra de nuestro Señor, aparece un romano que ofrece una copa de barro con vino y hiel a Cristo. Dicho mejunje se administraba a modo de calmante, pero el Señor no quiso probarlo para ir plenamente consciente al suplicio de la crucifixión. La mano derecha del romano portaría el botijo donde está el preparado de vino y hiel, y en la mano izquierda la copa que le ofrece con mirada arrogante a Nuestro Señor.

En el segundo plano medio-trasero nos encontramos un romano que sostiene la Cruz, y que extiende la mano izquierda para recibir la sentencia de Cristo, entregada por otro romano que lleva una lanza.

Por último, cierra esta escena un sayón que se encarga con un berbiquí o taladro casero de la época, de abrir los agujeros en la Cruz para la crucifixión del Señor. Este sayón pone su mano derecha en las vestiduras del Señor a modo de desprecio, sirviéndole de apoyo para ejercer la fuerza de su mano derecha y el peso de su cuerpo.

El plano central lo ocuparía, por supuesto, el Señor de la Humildad, elevado sobre un monte de piedra.

Las pinturas del proyecto son obras del pintor D. Manuel Peña Suárez, siguiendo ideas e indicaciones del escultor-imaginero D. Manuel Martín Nieto.

Este proyecto se ejecutará en los próximos tres años.